9.8.15

No diga globalización,diga imperialismo. (PARTICIPA EN EL DEBATE)

Ayer asistí a una charla del camarada Anton, Secretario General de Andalucía Comunista, sobre el conflicto ucraniano, como parte de una jornada solidaria con Donbass, organizada por Internacionalistas 36 y el Colectivo Algarbía Costa (antifascista) de Fuengirola y desarrollada en la caseta del PCA de Fuengirola.

Además de la charla contamos con la actuación de varios raperos combativos, un documental sobre el conflicto ucraniano y un saludo enviado desde el frente agradeciendo el gesto.

Anton nos hizo una exposición magistral y minuciosa, pese al bochornoso calor que nos aplatanaba a todos, pero creo que nos describió tantos árboles y con tanto detalle que perdimos la perspectiva del bosque.



Opino que el conflicto ucraniano es un escenario más de la última fase del capitalismo: el imperialismo. Fase en la que la cada vez mayor concentración de capital y medios de producción en menos manos hace que las fronteras del clásico País/Estado se queden pequeña para tamaña ambición, por lo que se crean entidades supranacionales no democráticas que vacían la soberanía de los Estados y por ende la soberanía popular.

A esto se le llama en la neolengua neoliberal: "globalización".

El capital deja claro que no cesará en su expansión desmedida y que asume con total normalidad la eventualidad de tener que dar golpes de estado armados (Ucrania) o golpes de mano no armados pero no por ello menos cruentos como ocurre en España y la reforma del art. 135 de la CE de 1978. Otro caso sería Grecia, a caballo entre los dos ejemplos anteriores, donde ante el amago de rebeldía se amenaza con un golpe de estado armado para que se acepte el no armado dejando al gobierno como un mero títere.



Pareciera que no hay más camino que el neoliberalismo, la competitividad feroz entre hermanos y la barbarie...

Los partidos y sindicatos de clase hemos perdido el discurso ideológico, probablemente por dejación y miopía electoralista, las masas han sido engatusadas y embaucadas por el oropel del consumismo....

Ante este panorama, y como preguntó el camarada Lenin: ¿QUÉ HACER?

Dejo abierta la pregunta no sin antes dejar un bosquejo de posible reflexiones.

A) Qué hacer a corto, medio y largo plazo?
B) Cómo concienciar y organizar la hegemonía popular?
C) Un solo país puede hacer frente al capital de forma exitosa a corto plazo sin asumir grandes sacrificios? Y...están las masas dispuestas a asumir dichos sacrificios??
D) Sera necesario el sacrificio de varias generaciones (individuos con sus vidas, anhelos y sueños) para lograr el fin? Y en ese caso, el fin justifica los medios (esas vidas)?

Salud y República.

Juan Antonio Conde
Responsable de Movimientos Sociales del Consejo Local de Izquierda Unida Fuengirola.

No hay comentarios:

Publicar un comentario